jueves, 18 de diciembre de 2008

Los hombres que no amaban a las mujeres



Debo de decir que me he quedado con ganas de más. Supongo que con esto estaría todo dicho y que alguno que otro que conozco estará un poco perplejo, aunque creo que en su día me confesó que no le iban las novelas negras. Antes de seguir, decir que no estamos hablando de una novela negra en el sentido estricto del término, ya que Los hombres que no amaban a las mujeres es una mezcla de varios registros novelescos.

Digamos que tiene todo lo bueno y lo malo de un betseller. El prólogo engancha ya que presenta el misterio. Luego los siguientes capítulos se pueden hacer un poco largos, ya que no vemos ninguna relación con el prólogo y tenemos ganas de que pase alguna cosa que nos haga despertar. Pero tranquilos que llega cuando nuestro periodista recibe el encargo. Es entonces cuando el libro engancha de verdad. Una de las virtudes del autor es ir mezclando parágrafos del periodista con parágrafos de la idolatrada Lisbeth Salander (personaje fuerte donde los haya y que engancha que no veas). Se vuelve un poco más rápido, aunque algunas veces peca de repetir alguna cosilla, como aquello de: en el capítulo anterior. Creo que le podrían sobrar algunas páginas en ese sentido y entonces si que diríamos que es un F1 en su lectura.

La trama está bien, bueno, la construcción, ya que quizás el secreto esté un poco manido, pero pasa bien (y no digo más que si no). Los personajes son movidos con agilidad y están muy bien construidos dando todo el jugo que nos esperamos, y vuelvo a mencionar a Lisbeth que es genial.
No lo he dicho antes pero el libro tiene dos tramas principales, y varias subtramas que no voy a mencionar por no alargar demasiado. La primera trama es el prólogo; la segunda el primer capítulo. La primera: chica que desaparece sin dejar rastro; la segunda: empresario que es difamado por periodista que es juzgado y declarado culpable. Es mejor que os leáis la sinopsis que os dejo al final para que os hagáis una idea.

Creo que la primera trama es mucho más fuerte que la segunda, aunque la segunda es en definitiva el envoltorio de la trilogía que escribió en menos de tres años Stieg Larsson antes de morir repentinamente de un ataque al corazón. Al ser la primera más atrayente y finalizar antes que la segunda por cuestiones obvias y que entenderéis, al lector le viene un bajón en las últimas setenta páginas (tiene 663), pero la nueva aparición en escena de Lisbeth le da un pequeño toque que nos hace acabar satisfechos y como he dicho al principio con ganas de saber más.

Es un libro que recomiendo y quizás si os pasa como a mí que pensé encontrarme otra cosa, pues os guste más, aunque la presión mediática es fuerte y por eso tardé en comprarlo como ya expliqué con anterioridad en:
http://crucesdecaminos.blogspot.com/2008/12/no-criticars-los-muertos.html

Mañana me sumergiré de nuevo en varias librerías. El objetivo es claro: comprar la segunda parte, La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina, pero como os conté con anterioridad, quizás me vea atraído por otro manjar, aunque tengo claro que quiero leer la segunda parte.

Para acabar: en febrero se estrenará la película del libro, aunque viendo la fotografía de los personajes, el de Lisbeth no me pega ni con cola.
http://www.serielarsson.com/usuaris/noticies/arxius/24_1_StiegLarsson,encine.pdf

Sinopsis

Harriet Vanger desapareció hace 36 años durante un carnaval de verano en la isla sueca Hedeby, propiedad prácticamente exclusiva de la poderosa familia Vanger. A pesar del despliegue policial, no se encontró rastro de la muchacha de 16 años. ¿Se escapó? ¿Fue secuestrada? ¿Asesinada? Nadie lo sabe: el caso está cerrado, los detalles olvidados.

Pero hay quien sigue recordando a Harriet, su tío Henrik Vanger, un empresario retirado, ya en el final de su vida y que vive obsesionado con resolver el misterio antes de morir.
En las paredes de su estudio cuelgan 43 flores secas y enmarcadas. Las primeras 7 fueron regalos de su sobrina. Las otras llegaron puntualmente para su cumpleaños, de forma anónima, desde que Harriet desapareció.

Vanger contrata a Mikael Blomkvist, periodista de investigación y alma de la revista Millennium, una publicación dedicada a sacar a la luz los trapos sucios del mundo de la política y las finanzas. Mikael no está pasando un buen momento: está vigilado y encausado por una querella por difamación y calumnia. Detrás de la querella está un gran grupo industrial que amenaza con derrumbar su carrera y destruir su reputación. Así que acepta el extraño encargo de Vanger de retomar la investigación de la desaparición de su sobrina e intentar tirar de algún cabo suelto.
Un trabajo complicado para el que recibe el regalo inesperado de la ayuda de Lisbeth Salander, una investigadora privada nada usual, incontrolable, socialmente inadaptada, tatuada y llena de piercings, y con extraordinarias e insólitas cualidades como su memoria fotográfica y su destreza informática.

Así empieza una novela que es la crónica de la guerra interna de una familia, un fresco fascinante del crimen y del castigo, de perversiones sexuales, de trampas financieras, un entramado violento y amenazante entre el que sin embargo crece una tierna y frágil historia de amor. Una historia de amor entre la que será la pareja más memorable de la literatura criminal.

Descarga del primer capítulo:
http://www.serielarsson.com/descargas/primer_capitulo_larson.pdf
Publicar un comentario