viernes, 11 de septiembre de 2009

La llamada de Cthulhu (H.P.Lovecraft)



La llamada de Cthulhu es uno de los relatos más conocidos de H.P.Lovecraft, y es el único donde aparece Cthulhu explícitamente, de ahí su importancia en el mundo de los relatos de terror, ya que será el padre de lo que se denominará Mitos de Cthulhu. Los Mitos estaban compuestos de una serie de relatos escritos por discípulos de Lovecraft, también conocidos como Círculo de Lovecraft –tengo pendiente leer algunos de esos relatos para ver que historias inventan a raíz del relato primogénito –supongo que os hablaré de ellas en el blog.

Yo creo que una de las grandezas de Lovecraft es que describe un mundo, unos sueños, unas imágenes, pero no del todo completas, y es el lector el que tiene que acabar de componerlas. En ese ejercicio por juntar las piezas o por ver mejor el cuadro reside el éxito de su escritura, ya que nos introducimos de lleno en su mundo de tensión, de psicosis, de caos, de terror.

Hoy os quiero hablar de La llamada de Cthulhu, pero hace años tuve la oportunidad de leer su novela más conocida “Las montañas de la locura” que desde ya os quiero recomendar para entrar de lleno, si queréis, en el mundo Lovecraft.

¿Qué podemos encontrar en las poco más de 20 páginas que tiene el relato? Pues principalmente dos tiempos divididos en tres capítulos.
El primero donde la voz de la historia recibe la herencia de un tío abuelo. Allí encuentra una extraña figura, un bajorrelieve de arcilla junto a unas notas y unos recortes de periódico. A partir de ahí empieza una investigación que le llevará a la segunda parte, donde gracias a un diario de un marinero podrá conocer lo que se esconde detrás de unas curiosas coincidencias.
Y no quiero explicar más de la historia para no desvelar nada que no deba ser desvelado.

Lo que sí quiera decir, que me ha parecido genial el primer capítulo, la forma que tiene Lovecraft de comenzar el relato para enganchar al lector desde las primeras frases:

“Lo más piadoso del mundo, creo, es la incapacidad de la mente humana para relacionar todos sus contenidos. Vivimos en una plácida isla de ignorancia en medio de negros mares de infinitud, y no estamos hechos para emprender largos viajes.”

Creo que Lovecraft es de los pocos autores que pueden conseguir ponerme nervioso, no digo asustado, pero si con una cierta tensión. Lo consiguió la novela que antes he citado, y lo consigue con este relato.
Con una suavidad exquisita al escribir, nos va desgranando lo que luego se convertiría en el germen de los Mitos, en el germen de un juego de rol, en el germen de una ingente cantidad de seguidores por todo el planeta.



No sé si Lovecraft tuvo en vida el éxito que tiene en nuestros días, pero creo que es de obligada lectura para todos aquellos que quieran enriquecer su vocabulario, sobre todo el oscuro.

Curioso también me ha parecido que los artistas y remarca, los poetas, sean los más afectados por la alienación mental y crisis de demencia que provoca Cthulhu en los humanos. Se apoya en el hecho de que existen personas hipersensitivas, las cuales pueden captar las imágenes del inframundo subterráneo donde descansa la bestia Cthulhu.

“Que no está muerto lo que puede yacer eternamente,
Y con los evos extraños aun la muerte puede morir.”


“En su morada de R'lyeh, Cthulhu muerto aguarda soñando.”

Os dejo un enlace para que os podáis descargar el texto: Aquí

No cerréis los ojos.
Publicar un comentario