miércoles, 14 de septiembre de 2011

Cita con Rama de Arthur C.Clarke


Mi amigo y ahora compañero de redacción en H-Horror Javier Pellicer me incitó a adentrarme en las páginas de Cita con Rama. Y se lo agradezco. He disfrutado mucho.
Hacía mucho tiempo que no leía nada del género. Antes tampoco es que leyera demasiado, pero sí me quedé fascinado con los libros de la Fundación de Isaac Asimov.

Cita con Rama, escrita por Arthur C. Clarke en 1972, es una de las obras más premiadas del género (Nébula 1973, Hugo 1974, entre otros).
Después de leerla no me ha extrañado nada, pues la desbordante imaginación de Clarke no introduce en un nuevo mundo donde casi cualquier cosa es posible.
Muchos achacan que la falta de diálogos y el exceso en las descripciones podría ser un hándicap a la hora de catalogarla como gran novela, pero yo creo que no le queda otra, sobre todo al inicio de ella. Un nuevo mundo por descubrir necesita de las descripciones para hacernos a la idea de dónde están los personajes, y más en un mundo con el de Rama. Bien es cierto que a partir de la segunda mitad de la novela la acción se hace más trepidante. Además, los nuevos descubrimientos nos mantienen en vilo y con ganas de descubrir quiénes son los ramanes y qué pretenden.

Rama es un extraño asteroide, que para que os hagáis una idea rápida, lo podríais asemejar al de Armageddon (Bruce Willis), aunque en este caso se aterrizaba en él, en Rama se debe entrar dentro del cilindro de metal que la conforma de más de cincuenta kilómetros de longitud. Todo un monstruo volador.
Lo más interesante son los habitantes que se irán encontrando y que ayudan a que Rama siga en perfecto estado, además de crear cierta tensión entre los aventureros que se desplazan a Rama.
También me ha parecido interesante las tensiones que existen entre los mandatarios de los diferentes planetas habitados. Y es que la Tierra ya no es el planeta más habitado del Sistema Solar. ¿Será así en 2130, fecha escogida por Clarke para su novela?

El que le quiera buscar tres pies al gato lo tendrá difícil, pues Clarke como Asimov, son grandes escritores de ideas y esas ideas las basan sobre su propio mundo creado y de ahí que sean ellos los que impongan las leyes. Un gran mérito a mi entender.

Os debo avisar que no todas las cuestiones se resuelven en la novela y que no sé si se resolverán en las siguientes, pues Cita con Rama tiene continuación en cuatro novelas más: Rama II, El jardín de Rama y Rama revelada, que supongo algún día leeré, pues me ha quedado el gusanillo de saber algo más sobre los ramanes.

La novela también tenía un proyecto para llevarla a la gran pantalla con la productora Morgan Freeman Revelations Entertainment, pero el proyecto decayó, aunque aún se pueden encontrar los trailer de dicho proyecto en Youtube.
Publicar un comentario