miércoles, 4 de abril de 2012

El jardín impío de Juan Miguel Fernández


Cada nuevo lanzamiento de Dolmen Editorial es todo un reto y más si estamos hablando de un género como el zombi que en los últimos años han cultivado tantos escritores desde tan variadas vertientes.
Si a eso le añadimos que El jardín impío es la primera novela de Juan Miguel Fernández, creo que está suficientemente remarcado el trabajo de selección que esta llevando a cabo la editorial.
Y no diría esto si El jardín impío no me hubiera sorprendido en aspectos argumentales.
La propia editorial comentaba en la presentación del libro:

“El Jardín Impío demuestra la amplitud del género zombi que, lejos de seguir repitiendo los mismos esquemas, se transforma en un género complejo donde se pueden desarrollar todo tipo de historias.”

Y yo añado que, después de la lectura de la novela, estoy totalmente de acuerdo con la afirmación.

Esta reseña se quiere centrar en esas novedades argumentales que he encontrado en la ópera prima de Juan Miguel Fernández, intentando no crear spoiler y siempre desde mi conocimiento previo.

Como aproximación a la novela la portada y su subtítulo:

“Cuando dejaron de alimentarla… se buscó el sustento por sus propios medios”

Con ella os podéis hacer una primera idea, pero para completarla, podéis leer la contraportada:

“Y si una especie ha sobrevivido tanto tiempo es porque sabe garantizarse su propio sustento…”

Supongo que os deja intrigados. Yo me quedé atrapado y de ahí que no haya podido resistirme a leerla. Pero como siempre digo, una cosa es lo que nos explican para captar nuestra atención y otra muy distinta lo que te puedes encontrar, pero en este caso, El jardín impío no me ha defraudado, pues La Joya de Babilonia me ha parecido una buena novedad en el género, y lo mejor de todo es como el autor va dándonos pequeñas pistas para que nos vayamos haciendo a la idea de lo que nos podemos encontrar; a poquitos, sin prisa, creando la tensión lectora adecuada.

El jardín impío se inicia con un magnifico primer capítulo, “La señora Rosa”, que nos sitúa la acción unos veinticinco años antes de que tenga lugar el Apocalipsis zombi en Villa Nova. A éste le seguirán otros dos capítulos más, “El amante arrepentido” y “El curioso entrometido”, que en su conjunto es lo que más me ha gustado del libro. Siempre es bueno comenzar con fuerza, y El jardín impío lo hace con mucha.
He encontrado que esos primeros tres capítulos tenían un tono de novela negra, y para un amante de los negro y criminal, eso no podía pasar desapercibido, además de un toque de perfume fosco que le sienta genial. Tampoco encontraréis muertos vivientes en esas primeras páginas y eso también puede considerarse toda una novedad, aunque supongo que la gente que lee novelas del género espera encontrarlos (haberlos los hay, tranquilos).

Pasados esos primeros capítulos viajamos a la “actualidad” donde el autor, a base de explicarnos escenas, en principio inconexas, va creando la tela de araña del Apocalipsis en la población. Creo que también es un punto bastante favorable sería la focalización de las acciones a una población en concreto, sin distraer en demasía al lector.
También encuentro que las escenas están bien explicadas, bien escogidas y que son un tanto gamberras y divertidas, lo que le da un valor añadido al texto. Por poner un ejemplo, el del conserje mirón que tendrá una experiencia nada religiosa y que le llevará a replantearse muy en serio su lugar en la vida.

Otra de las novedades en la novela es la aportación de las ratas a la trama, recordando en algunos momentos a El flautista de Hamelin. No había leído antes que las ratas pudieran tener tanta influencia sobre los muertos vivientes, y es que Juan Miguel no adentra en el debate sobre el subconsciente zombi. ¿Existe o no existe?

Pero El Jardín impío es mucho más que otra novela de género. Es una metáfora de la destrucción que el ser humano está llevando a cabo con la naturaleza y como ésta se intenta defender para sobrevivir, aderezada con claras críticas a una sociedad hipnotizada por la caja tonta y la prensa en general.

Por todo ello, y por lo antes expuesto, creo que El jardín impío merece vuestra atención.

http://www.amazon.es/gp/product/B00TZ9EX0A/ref=as_li_ss_tl?ie=UTF8&camp=3626&creative=24822&creativeASIN=B00TZ9EX0A&linkCode=as2&tag=crucdecami-21
Publicar un comentario