jueves, 26 de abril de 2012

La tristeza del samurái de Víctor de Árbol


¿Quieres saber más sobre la novela?

A principios de abril La tristeza del Samurái fue galardonada con el premio a la mejor novela negra (Le Prix Polar Européen) que otorga la revista Le Point (Francia) y que la ha catapultado al primer lugar de las lista de ventas en Francia de una forma espectacular.
Creo que un poco por ello, un poco por el trabajo de su editorial (Alrevés) y un mucho por los continuos tweets en la red, La tristeza del Samurái se está convirtiendo en muy poco tiempo en una novela de interés para mucho y no sé yo si se puede llegar a ser de culto.

Con estos antecedentes tenía un poco de respeto a la hora de enfrentarme a su lectura. Casi siempre grandes expectativas me han reportado malas lecturas y de ahí que fuera dejando pasar el tiempo. Pero no pude resistir más la tentación y caí en la trampa.

Víctor de Árbol hace un planteamiento de inicio para mí bastante arriesgado. El ritmo pausado de su inicio y el gran número de páginas que necesita para poner sobre la mesa las diferentes tramas que conformaran la novela podrían hacer que un lector un poco impaciente la dejara en su mesita de noche. Pero eso sería un error. La perseverancia tiene su recompensa.
Es por ello que considero que la novela va de menos a más, pero sobre todo lo digo por su genial última página.
La tristeza del Samurái no es una novela fácil de construcción. Son muchos los elementos, personajes, escenarios y épocas que la componen. Resulta casi imposible hacer una sinopsis en pocas palabras explicando lo que os vais a encontrar, pero como pincelada decir que, os sumergiréis en la Extremadura de la post-guerra, que caminaréis junto con la División Azul en la Segunda Guerra Mundial, pasaréis un rato en la España más franquista y como colofón, y donde pasaréis más tiempo, viviréis los meses antes del golpe de estado del 81.
Realizaréis continuos viajes en el tiempo, capítulo a capítulo, para una vez resuelta la trama del pasado, dejar de viajar y centrarse en lo que sería su época actual (1981).
Como podéis observar, La tristeza del Samurái es una novela muy ambiciosa, pero creo que Víctor ha sabido salir del envite con buena nota.

Pero ahí no acaba todo, ya que la novela nos habla de las ansias de poder, de la crueldad sin límites y sin miramientos, del sufrimiento, del odio, del arrepentimiento, de la culpa, de la necesidad de expiación, de las relaciones lésbicas, de las relaciones padre-hija, del miedo a la muerte en soledad,…Todo ello a partir de unos personajes sólidos, bien trabajados, y con muchos contrapuntos que pueden provocar en el lector reacciones de amor y odio. Y lo mejor de todo: comprobaremos que casi todos los personajes están relacionados de una forma u otra dándole a la novela una capa más de unidad, de fuerza.

Al acabar su lectura he podido entender mucho más el por qué de su premio. Sí, quizás al principio la podríamos considerar una novela de narrativa pura, pero llegados al meollo de la trama, la novela se torna negra, negra con mayúsculas y con casi nada de policíaca, un negro auténtico.

¿Y dónde queda el título de la novela? Pues no sé si contarlo o no. Yo no me lo esperaba y creo que es una de las gracias por descubrir si todavía no la habéis hecho.

Aprovecho esta reseña para lazarle un reto al autor, pues me ha gustado mucho la trama de la División Azul. ¿No sé podría escribir una novela negra centrada en ese escenario? Yo creo que sí y que sería magnífica, aunque tonto de mí, la podría escribir yo.

Para acabar os dejo con unos algunos de los tweets que fui publicando y que os podrán dar alguna pista más sobre la novela. Ya sabéis que podéis seguir mis lecturas en al día en @2davidgomez.

No dejéis que os la cuenten. Leerla.


Aquel era el mejor trabajo del mundo. Le pagaban por hacer lo que mejor se le daba...Matar

Los hombres morían, mataban, traicionaban sus ideales, embarcaban a un pueblo entero en guerras fratricidas

La memoria se va desgajando como una cebolla. Y al final solo quedan sensaciones: de frío, de miedo, de hambre...

La conciencia es una rama demasiado quebradiza

El odio es algo que se macera despacio,que se vuelve racional y que al ser estéril se enquista como un tumor en el celebro

Cuando Ramoneda despertó del coma, lo primero que sus ojos vieron fue el culo de un enfermero montando a su mujer

No son los sitios los que se pierden en nuestra memoria, sino lo que llevamos dentro

En aquel asunto la verdad era como una luz quebrada que proyectaba largas sombras sobre la culpa,la curiosidad,el deber

Si te gustó, interesó o quieres saber más
http://www.amazon.es/gp/product/B014JRV0F8/ref=as_li_ss_tl?ie=UTF8&camp=3626&creative=24822&creativeASIN=B014JRV0F8&linkCode=as2&tag=crucdecami-21
Otras propuestas del autor

Te invito a formar parte de mi lista de correo: ¿Tienes ganas de saber más sobre el escritor que hay tras el blogavances de mi publicaciones, información puntual, material exclusivo,...,todo son ventajas. Pruébalo.

Simplemente tienes que introducir tu email y clicar en Subscribe.

Muchas gracias por adelantado.



El principio del fin, mi primera antología de relatos en solitario.

Disponible en Amazon (¡solo 0,99€!)

Puedes leer un avance gratuito 
En Amazon AQUÍ
En iTunes AQUÍ
EPUB, PDF,... AQUÍ



Publicar un comentario