jueves, 3 de mayo de 2012

El cuarto jinete de Víctor Blázquez



Quizás muchos de vosotros nunca hayáis oído hablar de Víctor Blázquez, pero creo que pocos, sin daros cuenta, os hayáis escapado de sus trabajos como segundo de dirección para televisión (y dejo ahí la cosa para que investiguéis).

El cuarto jinete es la primera novela de Víctor Blázquez y en ella se nota, desde su inicio, su gran pasión por la profesión que desempeña, a parte de la de escritor: la de director.
Víctor convierte Castle Hill, pequeña población donde se desarrolla toda la novela, en un gran plató de cine donde él es el director. De hecho no nos tendría que extraña, pues todos los escritores ejercen de directores en sus novelas, pero en el caso de El cuarto jinete es más plausible, ya que Víctor hace de narrador de todo lo que allí acontece. Y esa es una de las cosas que más me sorprendieron cuando inicié la lectura: el narrador. No es muy cotidiano encontrarse una forma así de explicar las historias. Bien es cierto que a medida que la novela avanza el narrador desaparece durante periodos más largos y darles el protagonismo a los múltiples personajes, para aparecer de nuevo al final y con el mazo y el gong redondear la construcción. Quizás sea un pequeño spoiler lo que voy a decir ahora, pero, ¿tendremos segunda parte?

Como he dicho, Víctor nos coge de la mano para darnos una visita turística por el plató en su primer capítulo. En él, conoceremos a casi todos los personajes que más tarde nos harán sufrir y en algún caso, nos creará una cierta repulsión por sus actos. Víctor aprovecha esos actos para hacernos reflexionar sobre lo que hubiéramos hecho nosotros en su caso. No sé yo, pero quizás todos actuáramos de igual forma en los casos límite.

En la mayoría de las novelas detectamos los personajes claves casi al inicio y nos enganchamos a ellos y sus historias. En El cuarto jinete no sucede así. Todos y cada uno de ellos son imprescindibles para explicar la historia, aunque al final pudiéramos vislumbrar que algunos resaltan un poco más sobre otros. Quizás sea porque simpatizamos más con ellos, pero no creo que la intención del escritor fuera que alguno se llevara el protagonismo.

Algunos serán asediados con pesadillas donde los muertos regresan a la vida. Pero la verdadera les espera al despertar

En la novela podremos encontrar mil y un guiños a películas y series, así como algunas canciones. Creo que la pasión por el cine de Víctor es tan grande que no ha podido resistir la tentación. Además, encontraremos esa pasión en los mismos nombres de los personajes. Fijaros, seguro que os harán recordar a alguien.

En la oscuridad, el ser humano es débil, una presa fácil, apenas un ratoncillo asustado delante de una pitón

El cuarto jinete tiene una parte central bastante gore y explicita para lo que he leído sobre el género. Creo que el autor no se ha cortado un pelo al escribir una historia zombi como se hacía en los inicios, haciendo su pequeño homenaje al director George A. Romero. Podemos decir que la novela es de corte clásico, sin que ello sea un menosprecio. Sin demasiadas sorpresas en la trama, pero con un punto en la salsa que la hace diferente.
Los ingredientes son varios, algunos ya los he comentado, pero lo que no he dicho es que tiene bastante momentos de humor negro y mucho, pero que mucho sexo, al estilo de las películas de terror de serie B, salpicadas con sangre.

Los rugidos de los muertos le asustan un poco, pero se asoma y levanta los brazos, como una estrella de rock ante su público.

Otra de las cosas que me han gustado es el título de la novela, cosa que encuentro fundamental en los días que corren para enganchar a los lectores. Creo que es la primera vez que un título hace referencia al virus que generará el Apocalipsis en la pequeña población. Lo he encontrado muy acertado.

El cuarto jinete aniquila al enemigo, lo convierte en otra cosa. Es algo que no entiende de amigos y que se volverá contra ti cuando no lo veas

Víctor tampoco se queda atrás en su crítica a la sociedad actual. A mi personalmente siempre me gustan las historias con mensaje, de esas que te hacen pensar un poquito. No os preocupéis, no habla del paro y de la crisis económica.
Creo que quedará claro con los siguientes párrafos extraídos de la novela:

Autodestrucción. Jamás dejaremos de inventar armas cada vez más poderosas para matarnos uno a otros en absurdas guerras

El planeta Tierra será devastado porque el ser humano es tan idiota como para mantener esa escalada de destrucción

En definitiva podríamos decir que es una novela que engancha por su narración, su construcción, su vitalidad, dinamismo, los toques de terror, el punto de humor negro y la picardía que tiene en las escenas de sexo.
http://www.amazon.es/gp/product/B00TZ9EX0A/ref=as_li_ss_tl?ie=UTF8&camp=3626&creative=24822&creativeASIN=B00TZ9EX0A&linkCode=as2&tag=crucdecami-21


¿Te gusta Cruce de Caminos? ¿Tienes ganas de saber más sobre el escritor que hay tras el blog?
Te invito a formar parte de mi lista de correo: avances de mi publicaciones, información puntual, material exclusivo,...,todo son ventajas. Pruébalo.


El principio del fin, mi primera antología de relatos en solitario.

Disponible en Amazon (¡solo 0,99€!)

Puedes leer un avance gratuito 
En Amazon AQUÍ

Otros formatos AQUÍ

Publicar un comentario