martes, 28 de agosto de 2012

La Guerra por el Norte (Leyenda de una Era 1) de Guillem López



Debo confesar que no soy un gran lector de novelas de las denominadas de espada y brujería, pero supongo que llevado por el furor del éxito de Juego de Tronos a uno empieza a picarle la curiosidad sobre el tema.

Hace ya meses que tenía ganas de iniciar la lectura del primer volumen de la exitosa saga, pero lo fui aparcando. Llegada la mitad del verano cometí el error de ver la serie por televisión (no soy muy amigo de leer algo que ya he visto por TV). Incluso pensé en ir leyendo la saga mientras la veía, y a ser posible, adelantar la trama, pero recordé que existía producto nacional, de éxito también (durante muchas semanas en la lista de los más vendidos en FNAC), que podría suplir esas ganas de conocer el género y así fue como me decidí a leer La Guerra por el Norte (Leyenda de una Era 1) de Guillem López.

Cuando uno acaba de leer una novela como la que nos presenta Guillem le vienen ganas de aplaudir por el arduo trabajo que tiene que conllevar la localización, los cientos de personajes, las decenas de tramas y todo ello sin dejar que el ritmo de la novela decaiga. Quizás pensaréis que todos los escritores tienen ese mismo trabajo, en cierta manera es así, pero creo que novelas como La Guerra por el Norte necesitan un plus de organización.
Además, Guillem no se queda en escribir y elaborar sus mapas, sino que ha compuesto la música de la novela, casi podríamos decir que es una novela performance.



Últimamente estoy leyendo muchas operas primas y creo que la de Guillem es una de las apuestas más arriesgadas, por su volumen y por todo lo que he comentado en el párrafo anterior. Pero también creo que sale del envite con nota.
Se nota que el escritor de Castellón, antes que escritor es un buen lector. Estoy convencido que la novela ha bebido de muchas de las aventuras de los grandes escritores del géneros, pero Guillem ha sabido hacer un gran trabajo al crear su propio mundo, su propio estilo con una literatura depurada, trabajada, rítmica, sin dejar que la lectura decaiga. Además con la carga de personajes que tiene toda ella. Ya me lo imagino con cientos de ello cenando cada noche y personificados en trabajadas fichas.

Por poner alguna pega, y supongo que es una pega de lector poco acostumbrado a la espada y brujería, en algunos momentos, se me hacían muy largas las discusiones de los nobles. Yo tenía ganas de acción y de menos palabrería. Supongo que no sería un buen rey en la novela y que me matarían a las primeras de cambio.

De la trama poco voy a contar, como es costumbre en mí, pero si que os diré que, lo que más me ha cautivado de la novela es la historia de la niña Kali, aunque ella odia que le llamen niña.
No sé si es aventurado decir que esa historia es el germen de toda la novela, la más importante y que todo lo demás es el vestido hecho a medida para que la novela luzca.

También quisiera destacar los personajes femeninos. Cuando la leáis, fijaros en la fuerza de cada una de ellas y como quieren romper con las normas preestablecidas, cada una a su manera. Todo un mensaje de un escritor comprometido con el mundo en el que vive, pues Guillem ante todo es un ciudadano comprometido como lo demuestra su actividad en twitter.

Y para los que se enganchen a su lectura, saber que ya está publicada la segunda parte de la saga, Dueños del destino, y la tercera en proyecto.
Siempre es bueno encontrar filones literarios que seguir.

Os dejo con algunos de los twetts que publiqué (@2davidgomez) mientras la leía:

« No dejes que la duda derrote tu voluntad. »

« Han muerto tantos en los calabozos como en campo de batalla, solo que al amparo de los tribunales y la religión del dios único.  »

« Recordar es conocer la utilidad del dolor »

«  Si Dios es Dios, que deje a los hombres las cosas de los hombres »

« El miedo es un arma muy poderosa [...] bloquea los pensamientos, detiene los músculos, petrifica la razón y la fe. »
Publicar un comentario