miércoles, 26 de diciembre de 2012

El principe que cruzó allende los mares de Roberto Malo, Javier Mateo y David Guirao


Los que me seguís sabéis que no suelo reseñar novelas juveniles ni cuentos infantiles, pero hace más de un año descubrí la editorial Nalvay y quedé prendado con su trabajo, coraje y ganas de tirar hacia delante sus proyectos, y entre ellos se encuentra la publicación de cuentos infantiles y juveniles. Además, que mejor reseña podía publicar por esta época que un cuento infantil.

Hace unos días me llegaron las dos últimas novedades publicadas en Nalvay, dos cuentos infantiles.
El primero de ellos es El príncipe que cruzó allende los mares (Nalvay, 2012) de Roberto Malo, Fco Javier Mateo y el ilustrador David Guirao, y será la reseña con la que, probablemente, cerraré este productivo año de reseñas.

De Roberto Malo ya os hablé a finales del año pasado cuando reseñé su divertida novela negra, Asesinato en el club nudista (Nalvay, 2011) y también comentaba su participación en la antología No tocar (Saco de Huesos, 2011). Con la lectura del primero pude comprobar que tiene un toque especial a la hora de escribir usando el humor siempre que tiene oportunidad. Eso mismo sucede en El príncipe que cruzó allende los mares.


De David Guirao, el ilustrador, también he hablado en varias ocasiones. Lo hice cuando reseñé La perdición fucsia (Nalvay, 2011) de Fermín Moreno donde la novela se acompaña de algunas ilustraciones del dibujante, pero sobre todo cuando reseñé El libro de Oriana (Nalvay, 2012) de Nacho Escuín  done tenía un papel más protagonista y que el propio David Guirao firmaba.
Como siempre comento, su estilo es muy peculiar (podéis ver algunas de sus ilustraciones en el video que os adjunto al final del texto o en las imágenes que acompañan al texto). Creo que son muy acertadas sus interpretaciones y que ayudan mucho a poder explicar con un toque de alegría el texto escrito, así como pararnos en los pequeños detalles para hacer un poco más grande la historia.

Y es que El príncipe que cruzó allende los mares es una historia para ser contada, para ser leída con la atención que las ilustraciones y el texto se merecen, y ya sería el súmmum si estáis cerca de un fuego y sentís la madera chisporrotear.
No os esperéis encontrar una historia superoriginal, ya que es una adaptación de un clásico donde tres príncipes intentan salvar a una princesa con un mal y un rey llega a ofrecer el oro y el moro para que sea salvada. Pero sí que os encontraréis con el sano humor de Roberto Malo, y con ese punto de moralina que le ponen los autores que puede ayudar en esa gran empresa de la escuela de padres y madres con sus hijos/a y que tanto bien nos puede hacer.
Y no se quedan ahí. Creo que el hacer ver a los niños que los héroes no son perfectos también ayuda a su proceso educativo, incluso al hacernos reír con ellos y de ellos como sucede con todos los príncipes de esta historia.



Otra de las grandes virtudes de estas publicaciones es que los autores pueden alternar las presentaciones puras y duras con los talleres y lecturas para los niños, y eso a mí me llega al corazón. Quizás los grandes deberían hacer los mismo, ¿no?, e inventar algún tipo de taller para los mayores.


“Los cuentos sirven para dormir a los niños y despertar a los adultos”, creo que es una genial frase que definiría esta publicación con una historia de siglos pasados pero con una escritura del s.XXI.


Video promocional del libro
Publicar un comentario