lunes, 21 de octubre de 2013

Tierra sin rey de Luis Zueco

 SINOPSIS
Hace 800 años, en una tierra azotada por la herejía cátara, Pedro II rey de Aragón y conde de Barcelona, encabezaba un poderoso ejército que luchaba de manera encarnizada en una batalla campal contra la primera cruzada convocada en suelo cristiano. 

Un monarca cruzado, apodado el Católico, coronado por el papa Inocencio III en Roma y victorioso en la batalla de Las Navas de Tolosa contra los infieles, se revelaba contra la Iglesia. ¿Qué había podido provocar tal incoherente situación? 

Un sueño, un anhelo que hubiera cambiado para siempre la historia. Un reino a ambos lados de los Pirineos, una Gran Corona de Aragón.




Hace unos años las únicas novelas que entraban en casa eran las históricas, pero un poco por la saturación u otro mucho por descubrir el placer de la novela negra, se fueron quedando en un segundo plano hasta el punto de ser una lectura casi testimonial a lo largo de los últimos años.
Pero hay veces que se tienen que volver a los orígenes y adentrarse en una de esas historias que hacen afición entre los buenos lectores de novela histórica.
Tierra sin rey de Luis Zueco y la editorial Nowtilus se merecía toda mi atención y más viendo, así a primera vista que, los cátaros eran unos de los ejes de la trama, así como la corona de Aragón y que se visitaban sitios tan pintorescos como Foix, Carcasona o Montségur.

 Carcasona
Creo que Luis ha tenido varios aciertos al escribir esta novela. El primero, rescatar del olvido una batalla que fue más importante de lo que parece, la batalla de Muret, que pudo suponer un cambio sustancial en la fisonomía europea que conocemos y quizás estaríamos hablando de otras cosas hoy día. El segundo, el momento, pues se cumple 800 años de la batalla y podría ser un buen momento para recordarla. El tercero, darle otro enfoque histórico a la figura de Pedro II que está un poco ridiculizada y del que Luis ha hecho un buen trabajo de aproximación. Huelga decir que se nota en cada página el gran trabajo de investigación que ha llevado a cabo el autor; lo podréis notar en pequeños y grandes detalles, en el cómo se explican las cosas, en el cómo suceden. Seguro que sabéis que en las grandes construcciones el arquitecto tiene que dejar constancia de lo que es suyo y lo que es anterior. Algunas veces pienso que en las novelas históricas también iría bien marca lo ficticio de lo real, pues en algunos momentos te pones a pensar…¿será eso cierto? Todo el mérito es del escritor por inducirnos a creer, pero siempre se queda uno con las ganas de saber si realmente fue así, si existe un dato histórico que lo corrobore.

«En Muret había muerto un rey y con él su sueño. Un sueño que se transformó n pesadilla. En una cosa tenía razón su alteza, era ahora o nunca, y efectivamente su sueño ya nunca se hizo realidad»

 
Foix

A los que habéis paseado por el sur de Francia admirando sus castillos, esta es una novela que os encantará. Ya he comentado antes algunos de los enclaves que visita la novela, pero son muchos más y de gran belleza, como el inexpugnable castillo de Cabaret o el igualmente casi inexpugnable castillo de Minerve, entre otros. Pasear por las calles de dichas poblaciones o poder entrar en los castillos es una gozada que Luis ha sabido transmitir.
Ruinas de Cabaret

Quizás estoy acostumbrado a un ritmo más ágil de las novelas, será el defecto de leer mucha novela negra, pero en algunos momentos he tenido ganas de que avanzara más rápida, aunque estoy seguro que no podía ser así ya que las intrigas, las andanzas, las estrategias, las traiciones,…,necesitan su tiempo y la novela está llena de ellas. No me extraña que las series históricas triunfen en la pequeña pantalla.

Me ha gustado mucho saber más sobre la figura histórica de Simon de Montfort al que tenía un tanto descolocado históricamente, y como no, me ha encantado saber más sobre los cátaros. ¿No sentís debilidad por ellos? ¿Será por qué históricamente los vencedores han escrito la historia y de ahí que sean ellos los malos y no los otros? ¿Se pudo hacer tanto mal en nombre de Dios? Me duelo leer sobre ciertos temas y seguir viendo a según quién hablando por la televisión sabiendo de dónde provienen.

«El hombre se alimenta de sus sueños, quizá si tus sueños desaparecen, lo mejor sea morir con ellos.»


Ruinas de Montségur
No es fácil escribir una novela con tantos personajes y sobre todo que vayan creciendo a medida que se avanza en la trama.
Otra de las dificultades es que no hay unos personajes más importantes que otros, ya que todos interactúan casi por igual en la narración de los acontecimientos.

Y sin más, recomendaros que os adentréis en Tierra sin rey para toparos con una realidad que no sé yo si la teníais muy presente, deciros que disfrutaréis mucho todos los amantes de la novela histórica y que seguro que os aclarará algunos puntos oscuros de esa época histórica.

¡La leyenda sigue viva, la leyenda continua!
Publicar un comentario