martes, 17 de diciembre de 2013

Crímenes exquisitos de Vicente Garrido y Nieves Abarca

 SINOPSIS
El cuerpo de Lidia Naveria, una joven de la alta sociedad coruñesa, aparece flotando en el estanque de Eiris recreando la famosa Ofelia de Millais. ¿Qué relación tiene este crimen con el macabro asesinato acontecido meses antes en la Abadía de Whitby? 

La inspectora Valentina Negro, con ayuda del famoso criminólogo Javier Sanjuán, liderará una investigación que la llevará a colaborar con Scotland Yard, en una oscura trama a caballo entre A Coruña y Londres. 

Lo que nadie puede llegar a sospechar es que en la vertiginosa cuenta atrás para atrapar al asesino, deberán enfrentarse a las obsesiones más inconfesables de la sociedad actual.


Consigue el ebook en 1 minuto


No sé a vosotros, pero a mí cada vez me da más respeto enfrentarme a un novela de más de 500 páginas. Ya sabéis que soy un defensor nato de las novelas de menos de 250 páginas y que tampoco me ayuda mucho el hecho de haber tropezado últimamente con algunas de esas novelas que necesitan unas tijeras para poder podarlas a conciencia para poder decir lo contrario de lo que he dicho.

Entonces, si Crímenes exquisitos de Vicente Garrido y Nieves Abarca llega a las 800 páginas, ¿qué especie de conjuro o conjunción lunar se tuvo que dar para que me decidiera a leer una novela de ese tamaño y de unos autores desconocidos para mí?
Sencillo, una lectura simultánea por twitter, las buenas valoraciones que tiene en Goodreads y algún que otro chivatazo de lectores de mi confianza.
Y qué decir.
Que de pasar de ella a quizás incluirla entre mi top de lecturas de 2013, pues me ha dejado muy satisfecho, y eso, después de 800 páginas y con lo tiquismiquis que soy con las tijeras, es todo un logro.

Crímenes exquisitos es una novela con un inicio de esos que atrapa; con unas imágenes que dan razón de ser a su título; con muchos personajes, pero muy reconocibles y bien posicionadas, además de magníficamente equilibrados; con un lenguaje cercano; con frases limpias, sin compromisos, sin ataduras, directas, dinámicas, eficaces.
Y después de todo esto yo seguía avanzando y pensando: «¿cuándo llegará el parón?» Y el parón no llegaba, y la trama avanzaba y se complicaba más y más mientras nos animábamos unos a otros en twitter con la inestimable mirada de su autora que se mordía la lengua con nuestras cavilaciones.

«El arte y el crimen se ha unido en un todo inextricable y se produce una explosión avasalladora de placer sin adjetivos morales, porque la verdad de lo sentido está por encima de cualquier otra consideración.
Y entonces lo comprendió todo.»

Llegado un punto avanzado de la novela (mejor no comentarlo para encontrarlo) quise vislumbrar una bajada en el pistón de la novela. Pero que ingenuo fui. Los autores nos tenían preparada su performance final, esa vuelta de tuerca que todos esperamos y que casi nunca logramos predecir, ese golpe en el corazón lector, y un ya me decía yo.

Crímenes exquisitos tiene momentos muy duros, de esos que te rompen por dentro, que te dejan sin aliento, te hacen cerrar el libro y cerrar los ojos. Pero tampoco os asustéis mucho más si sois seguidores de los telediarios, pues Vicente y Nieves no inventan, en esas escenas, nada que no veamos, por desgracia, casi a diario.

Me ha parecido genial (siempre lo digo desde mi inaptitud por el arte) el tratamiento del arte, la literatura y el cine en la novela. Si os gusta contemplar cuadros disfrutaréis de lo lindo, al igual que si sois aficionados al cine.

¿Y qué decir de las migas de pan que son gorditas, pero no se ven? Decía una compañera en twitter que en la página 200 ya tenía claro quién era el asesino, y lo adivinó, y no porque fuera obvio, que no lo es, sino porqué la profesión lectora va por dentro y las migas gorditas casi no se ven y las pisas. Pero ya os aviso, una vez leída te das cuenta de lo que los autores han ido dejando para jugar con nosotros.
Pero tampoco es cuestión de intentar adivinar quién es el asesino. Mejor disfrutar de las imágenes, de los escenarios, de los personajes,…

Crímenes exquisitos me ha dejado el mejor gusto posible con ese inicio, nudo y desenlace tan bien orquestado y una frase final…

Si después de leerla os quedáis con ganas de más, como me ha pasado a mí, estamos de suerte ya que se ha publicado Martyrium, donde los dos autores retoman los personajes de Crímenes exquisitos. 

http://www.amazon.es/gp/product/B00TZ9EX0A/ref=as_li_ss_tl?ie=UTF8&camp=3626&creative=24822&creativeASIN=B00TZ9EX0A&linkCode=as2&tag=crucdecami-21

Otras publicaciones de la pareja en ebook:

Martyrium
El hombre de la máscara de espejos
Publicar un comentario