lunes, 17 de febrero de 2014

Mamut de Esther García Llovet


 SINOPSIS
He aquí un mundo que pertenecería al futuro si no se construyera con los temibles materiales del presente, con pesadillas sin tiempo, inagotables. La ciudad está rendida al imperio de una droga que se consumirá durante la «fiesta del milenio». La vida es un territorio donde las pastillas de mamut abren puertas que cierran caminos y hasta los éxitos fracasan poco a poco. Todos persiguen sueños en ruinas: esas búsquedas dan forma a un relato ubicado en la mejor tradición de la intriga americana y alumbran la atmósfera más angustiosa e hipnótica hoy sometida a la avidez de los lectores. 







Pocas son las veces que tienes la oportunidad de leer una novela justo antes de que salga a la venta.
Mamut de Esther García Llovet y la joven editorial Malpaso me han dado esa oportunidad y estaba claro que yo no la iba a dejar desaprovechar y más si es la primera publicación tipo thriller con toques noir que lanzan al mercado.
Es todo un honor que se fijaran en mi para su lectura y desde ya, les quiero dar las gracias; toda una responsabilidad por ser casi de los primeros en publicar una reseña de la novela, aunque no me tiembla el pulso; y añado: me encantaría que vinieran más títulos noir detrás de este.
Y antes de que se me olvide, la novela sale a la venta el día 19 de febrero (finalmente sale el 26 de febrero), de ahí que decidiera dejar la lectura que tenía entre manos para abordarla y publicar la reseña de Mamut algún día antes de su lanzamiento.

Pero dejemos las presentaciones para ir a lo que os interesa, la novela.
Sigo teniendo mucha suerte con los nuevos descubrimientos. No había leído nada de Esther, y no me sonaba su nombre, y eso que ha colaborado con sus  artículos y reseñas en Culturamas, El País o Qué Leer, entre otros. Seguro que no es una desconocida para muchos de vosotros, para mí lo era y después de la lectura de su Mamut debo decir que estoy contento de haberme topado con ella.

Sigo en mis trece con eso de no leerme las sinopsis de la novelas de forma profunda y por ello casi inicio las lecturas con la cabeza virgen. Creo que ello ha repercutido muy favorablemente en mi satisfacción lectora al comenzar a pasar páginas y ver que iban pasando cosas sin pasar nada. Todo era un tanto misterioso, un tanto inquietante, con un Junot, personajes principal, que está buscando a otro para no sabemos muy bien qué y por el camino se va encontrado con otro elenco de personajes bastante curiosos en un continuo avanzar de un lado para otro sin saber el por qué.
Recuerdo que en esa primera fase he comenzado a pensar que la escritura de Esther me recordaba en cierta medida a la de mi amado Haruki Murakami cuando nos va liando sin darnos cuenta en una historia que nos explota más tarde en la cara. Supongo que eso ha influido de forma un tanto negativa, expectativas creadas, en la parte final como después os explicaré.
Quizás la esté diciendo muy grande. Quizás, pero como siempre os digo: así lo he vivido. Creo que el ritmo de la novela se asemeja bastante a la del japonés, aunque Esther utiliza de forma recurrente la repetición de palabras (de forma consciente) en algunos diálogos para martillear las frases a ritmo de tambor.
Tampoco se para mucho en descripciones, las justas, al igual que Murakami.
Los personajes, sus vidas son lo más importantes y están al servicio de la novela.

Pasada la mitad de la novela llegamos a una segunda parte, a una regresión al pasado que nos explicará el ir y venir de Junot. Para mí la parte menos interesante. Es como si durante las primeras 115 páginas hubiéramos estado presenciando a un mago haciéndonos un juego de magia y después nos explicaran el truco.
Esa segunda parte es la más gamberra de la novela, la más terrenal, la menos pasional para el lector que estaba intrigado con esa primera llena de ricos personajes que nos explicaban sus vidas sin explicarlas.

Y llegamos a una tercera parte, presente, donde esperaba que todo explotara, pero para mí no lo ha hecho, le ha faltado un poco más, aunque el resultado final es más que correcto, pero como os decía, viciado por esas expectativas primeras.

Pero me he dejado casi lo mejor para el final.
La editorial no deja de repetir que nos encontramos ante un thriller con toques noir, pero apuntilla que no es noir.
Yo creo que ese punto noir es bastante grande y que se podría englobar dentro de la mejor tradición noir americana con esa fuerza de unos personajes decadentes que dependen casi exclusivamente del buen funcionamiento de las Mamut; personajes con dificultades en las relaciones sociales; personajes un punto torpes a la hora de afrontar el amor. Y si a eso le sumamos una ambientación un tanto agobiante y cambiante por el escapar hacia delante sin saber muy bien hacia dónde, creo que la semilla noir empieza a crecer con fuerza.
Pero no quiero discutir sobre el tema.
Solo os quiero invitar a perderos por las páginas de Mamut, conocer a una buena escritora, sino la conocéis ya, conocer el buen trabajo de una pequeña editorial que cuida con mimo sus publicaciones, y está claro que también a disfrutar de un buen rato lector.
http://www.amazon.es/gp/product/B00TZ9EX0A/ref=as_li_ss_tl?ie=UTF8&camp=3626&creative=24822&creativeASIN=B00TZ9EX0A&linkCode=as2&tag=crucdecami-21
Publicar un comentario