jueves, 6 de marzo de 2014

La mujer que no bajó del avión de Empar Fernández

 SINOPSIS
LA CULPABILIDAD ES ALGO DIFUSO, COMPARTIDO Y CAPAZ DE MALOGRAR UNA VIDA.

Tras una desastrosa temporada en Roma, Álex Bernal llega de madrugada al aeropuerto de Barcelona. Cuando por fin aparece su equipaje solo otra maleta sigue girando en la gran terminal desierta. Álex, acuciado por la falta de dinero y de expectativas, se apodera de ella. Sin pretenderlo, se convertirá en el destinatario de la historia de Sara Suárez. La culpa, las obsesiones y los remordimientos convierten la vida de Sara en una espiral de mentiras, de la que ni ella, ni sus seres más queridos saldrán indemnes. 






Cada día es más necesario diferenciarse del resto para poder abrirte camino y consolidar tu proyecto, así como fidelizar a los clientes con una marca de calidad.
El mundo editorial no es ajeno a todo esto y menos aún las pequeñas editoriales como Versátil que tienen que competir con las grandes ballenas que todo lo engullen. Por ello, no hace mucho, Versátil creo su sello Off Versátil donde tienen cabida novelas negras, thrillers, novelas de misterio, y así de esa manera poder diferenciarse del resto con un producto, que como sabéis, se está vendiendo bien en los tiempos que corren.

La mujer que no bajó del avión de Empar Fernández está englobada en esa colección Off Versátil con la subetiqueta, misterio, que creo le sienta muy bien y es que más que una evolución de la novela negra, como comenta Fernando Marías en la contraportada, es eso, una novela llena de misterios, de falsedades, de mentiras, de tristezas, de soledad.
Pero lo curioso es que una vez acabada su lectura, me he sentado en el sillón mirando al techo recordando la lectura, e intentando ver esa evolución, pues pensé, si lo dice Fernando Marías debe ser verdad, y oye, así, en caliente, después de leerla, sí que algo tiene.
Creo que cuando Fernando se refiere a la evolución lo dice por ese personaje principal, Álex, que cumple con todos los requisitos del personaje de novela negra: un perdedor de pies a cabeza; cada cosa que hace en vez de avanzar le hace retroceder; poco interés en ciertos momentos por lo que sucede a su alrededor; aprovecharse de los demás; deambular por las sucias calles de la ciudad; no tener un trabajo estable ni dónde caerse muerto. En ese sentido sí, pero quizás a mí me ha faltado un poco más de oscuridad a su alrededor, un poco más de lluvia, de nubes que tapen el sol. Pero eso es lo de menos, ¿no? ¿Qué más da si es negra o no lo es? ¿Qué más da el género en el que esté englobada¿ La cuestión es si la novela funciona o no funciona; y la novela en este caso funciona.

La mujer que no bajó del avión tiene un inicio de esos que enganchan. La situación, por inverosímil que parezca se torna real gracias a la prosa de Empar, y es que no es fácil justificar que alguien se lleve una maleta que no es suya.
A partir de ahí el lector comienza a hacer sus cábalas: ¿qué contendrá la maleta? ¿A quién pertenecerá? ¿Por qué no la fue a recoger?
Poco a poco se irán contestando todas las preguntas y la verdad es que la historia es muy buena, pero quizás le faltó un poco de equilibrio al conjunto, y me explico.
En definitiva tenemos dos tramas principales. La primera la de la vida de Álex de la que ya hemos comentado alguna cosa; y la segunda la de la maleta y todo lo que encierra. Creo que la segunda se come a la primera en pocas páginas. A mí me pasó que cuando leía la primera tenía ganas de que se acabara para seguir con la segunda, y no es que se alternen, en que cohabitan. Llegó un punto en que me dejó de interesar la primera, sobre todo al principio de la relación entre tramas. Con todo, Empar sabe equilibrarla un poco más hacia el final de la novela y vuelve a despertar el interés del lector por las dos tramas, aunque más que dos tramas se torna una (ese es el truco). Sino hubiera sido así quizás mi satisfacción hubiera sido otra. El final, al igual que el principio, me ha convencido, y sobre todo la frase final de la novela (que por supuesto no escribiré) que todo personaje de novela negra suele decir después de vivir una especie de redención.

Creo que La mujer que no bajó del avión contiene una buena historia que puede hacer disfrutar a aquellos que les gustan los ritmos pausados, que les gustan las historias contadas, leídas, que les gustan los triángulos que más tarde se tornan pentágonos.
Y quizás sí una evolución de la novela negra, pero eso es lo de menos, pues por encima de todo tiene que primar la historia.

Y ojo con coger maletas que no son vuestras. Estáis advertidos. Vosotros mismos.


CONSÍGUELA EN AMAZON

Te invito a formar parte de mi lista de correo: ¿Tienes ganas de saber más sobre el escritor que hay tras el blogavances de mi publicaciones, información puntual, material exclusivo,...,todo son ventajas. Pruébalo.

Simplemente tienes que introducir tu email y clicar en Subscribe.

Muchas gracias por adelantado.



El principio del fin, mi primera antología de relatos en solitario.

Disponible en Amazon (¡solo 0,99€!)

Puedes leer un avance gratuito 
En Amazon AQUÍ
En iTunes AQUÍ

EPUB, PDF,... AQUÍ

Publicar un comentario