martes, 4 de marzo de 2014

Los olvidados del frío de José Manuel González


 SINOPSIS
En un mundo ultramediático y globalizado, el poder se concentra cada vez más en unos pocos. Magnates de todo el mundo confabulan con políticos y familias poderosas para controlar la economía, las nuevas tecnologías y las fuentes de energía. 

Alexander Zamenhof, un nuevo rico que edificó su fortuna con el desmembramiento de la antigua Unión Soviética. Poseedor de una inteligencia privilegiada y con todos los medios a su alcance, este millonario, bisnieto del creador del esperanto, revolucionará la industria electrónica y energética con nuevos materiales como el grafeno o el uso como combustible del hidrógeno extraído del metano, con un único fin: controlar aún más las fuentes de energía y por ende el futuro de la humanidad. 

Un atentado terrorista en la plataforma petrolífera de Stamford en el mar del Norte se convertirá en el pistoletazo de salida de un plan poco ortodoxo pero perfectamente orquestado para revolucionar el siglo XXI. Erika Sweden, la directora de Stamford, junto al equipo del comandante Jonnas Eidem, recorrerán media Europa buscando a los culpables y solo encontrarán más incógnitas en respuesta a sus preguntas.


La editorial Alrevés está destacando por una buena selección de novela negra y policial, pero desde hace meses también está apostando por la narrativa en general.
Los olvidados del frío de zaragozano José Manuel González es una de sus últimas apuestas en narrativa y creo que hace honor a la buena línea editorial de Alrevés a la que estamos acostumbrados sus lectores y seguidores.

Y para poneros en antecedentes de forma rápida decir que estamos ante lo que podríamos denominar un thriller medioambiental muy al estilo Alberto Vázquez-Figueroa, sobre todo en su primera parte, la del planteamiento, aunque pasada esa primera parte el ritmo no es el mismo que el del maestro en algunos momentos, como más tarde indicaré, y quizás le faltó la pimienta y la sonrisa que nos regala Alberto en cada una de sus publicaciones.

José Manuel nuestra sus intenciones de forma clara al hacer una reflexión en voz alta al preguntarse: ¿Quién controla la energía? ¿Interesan las fuentes renovables? ¿Quién gana, quién pierde en el juego energético? Y para ello entran en juego interesantes personajes y el famoso Club Bilderberg del que nos explicará cómo se gestó y que me ha parecido de lo más interesante.

Menos interesante me han parecido las explicaciones técnicas sobre ciertos artilugios que a mi entender han ralentizado un poco la acción. Supongo que el autor se ve en la necesidad de dar ciertas explicaciones, sobre todo en lo tocante a renovables para así poder arbolar con más fuerza su bandera, y oye, que interesantes son un rato, pero me estoy convirtiendo en un lector un poco cascarrabias con lo de los tempos. Quizás tendré que tomarme las lecturas con más calma y dejarles su espacio. Lo pienso.
Sobre lo dicho anteriormente he podido leer en una entrevista al autor que decía: «Quiero entretener, pero también divulgar las energías alternativas que existen.»

Uno de sus puntos fuertes de la novela son las secuencias casi cinematográficas con las que nos cuenta la historia. Mientras iba leyendo veía la película de la novela.

Y como punto curioso la utilización del Esperanto en algunos momentos de la novela me han resultado chocantes, pero muy metafóricos. Cuando era pequeño y sentí hablar del Esperanto soñé con que todo el mundo lo supiera hablar y no tuviera que aprender francés, inglés, alemán,...,¿quién no ha soñado con ello alguna vez? ¿Quién no se ha aprendido algunas palabras en dicha lengua?
Y viendo lo que estamos viendo, y viviendo lo que estamos viviendo, me pregunto: ¿sería el Esperanto y no el euro una forma de crear Europa?

Creo que la novela tiene suficientes alicientes para embarcarse en su lectura, pero sobre todo tiene una trama atrayente para explicar un problema actual, grave y de interés mundial.
Publicar un comentario