martes, 15 de abril de 2014

Invasores de Mundos – Crónicas del Cosmos Vol. I de VV.AA

 SINOPSIS
Un turbador retrato de la vida de los primeros enviados a Marte, un insólito enemigo llegado desde más allá de las estrellas, portador de un arcaico secreto, un pueblo que ve amenazada su apacible existencia tras la caída de un meteorito y la lucha por la supervivencia de una familia que huye después de un ataque alienígena conforman el primer volumen de Crónicas del Cosmos, Invasores de Mundos. 










Nos encontramos de nuevo con una pequeña editorial, Corazón Literario, que apuesta por los jóvenes talentos nacionales para crear un formato atractivo y seductor.
Invasores del Mundo es la primera entrega de las Crónicas del Cosmos que dentro de un formato muy pulp nos intenta hacer pasar un rato entretenido con aventuras Cifi.
Y para esta primera entrega han querido apostar a caballo ganador con un elenco de cuatro autores de prestigio contrastado en las lindes del relato (yo sigo a tres de ellos y puedo asegurar que son un valor seguro). Estamos hablado de Darío Vilas, Javier Martos, Álvaro de la Riba y Tony Jiménez, además de contar con Lluís Rueda para el prólogo y Manuel J. Iniesta para las ilustraciones.

Y por el principio comenzamos, por ese magnífico prólogo, toda una joya que nos sitúa de forma muy precisa en lo que Crónicas del Cosmos nos quiere ofrecer y aporta datos interesantes y un tanto reflexivos.

«¿qué hubiera pasado si la invasión propuesta por Wells en su famosa novela hubiera triunfado…?»

Otro punto interesante son las ilustraciones que acompañan a la obra, así como su portada, realizadas por Manuel J. Iniesta, además de realizar las pequeñas viñetas que más abajo encontraréis que sirvieron de promoción de los autores y sus relatos y que son una historia en si misma.

Que diferentes son los cuatro relatos que componen esta antología y que riqueza aportan al conjunto. Quizás el que más me ha gustado es el de Darío por esa imagen reciente que tengo sobre el futuro viaje a Marte (hace poco se conocieron los españoles que siguen en la lista de 25 que podrían iniciar un viaje sin retorno). Y como digo, el da Darío es el que más me ha calado, pero lo demás están a la vuelta de la esquina por diversas razones que intentaré explicar.

La pena y la nada bajo un cielo color caramelo, Darío Vilas
Como decía, ¿un relato premonitorio? Nos encontramos con el mejor Darío, el de los relatos que se construyen desde dentro y que buscan el desgarro del lector.
Secretos, terror lovecraftiano, tensión, soledad, y sobre todo esa forma de explicarlo que te engancha como una araña en su tela y no te deja escapar hasta el inquietante final.
Destacar la ambientación en ese desierto rojo y las imágenes que nos sitúan dentro del planeta rojo.

«Si los gritos en los montes nevados de la Tierra provocan aludes, en Marte se ahogan dentro de este traje hermético y apenas trasciende en un susurro que queda flotando en la quietud que gobierna el planeta»

¿Nosotros o ellos?, Javier Martos
Me encantó Ojos de circo, donde Javier escribía a cuatro manos (lectura que os recomiendo) y ahora tampoco me ha defraudado, aunque creo que el formato se le quedó corto. Como mínimo a mí me hubiera gustado saber más y creo que Javier podría escribir un relato de continuación.
Gran enganche con la palabra cagarruta (siempre me reía cuando la leía) y también destacar la ambientación.

Halley, Álvaro de la Riba
Desconocido para mí, pero he sonreído mucho con su bio de presentación. Me ha ganado.
Aquí nos encontramos con un relato más filosófico, sobre todo en su parte final, con una propuesta sorprendente a la par que ingeniosa, de esas que te explota en la cara (como el falso documental del 23F) que no te acabas de creer, pero si escuchas dos días al Jiménez, comienzas a tener dudas.
Destacar ese punto explicativo del porqué de las sectas.

«Hemos de conocer los errores pasados para no repetirlos en el futuro.»

Lo que escupió el cielo, Tony Jiménez
Fiel a su estilo Tony sitúa la acción en una población americano y le sigue haciendo un guiño a los maestros de la novela negra y la mezcla con lo fantástico y el terror. Me ha recordado mucho a los Critters, por el tipo de historia. Una gran guion para una película de serie B, con Chucky incluido.




Publicar un comentario