jueves, 1 de mayo de 2014

Asesinato en Mauthausen de Javier Cosnava

 SINOPSIS
La Segunda Guerra Mundial es una saga que intentará explicar la historia de la segunda guerra mundial en el marco de la literatura policíaco-histórica. 

Esta novela que tienes ante ti forma parte de la novela inaugural de esta saga (LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL, LA NOVELA), que puedes encontrar también en ebook. 

Lo que tienes en las manos se trata de la segunda parte de la misma, que se puede leer de forma independiente como novela policíaca. 





Asesinato en Mauthausen se puede considerar una novela dentro de otra gran novela. 
Javier Cosnava, historiador de formación, nos deleita con su saber sobre una de sus grandes pasiones, la Segunda Guerra Mundial, en una novela que verá la luz hoy mismo en Amazon y que consta de 1300 páginas (La Segunda Guerra Mundial (La novela)). Pero sabedor como es que a todos nos cuesta enfrentarnos a 1300 páginas y más si no tienen la debida publicidad mediática detrás de ella, anunció que regalaría del 1 al 3 de mayo las 430 páginas que conforman Asesinato en Mauthausen y que están dentro de las 1300. Así, de esa forma, si los lectores quedan satisfechos con la experiencia, podrían decidirse por la grande sabiendo que un tercio ya lo tienen leído. No le negaréis a Javier que la idea, la compaña publicitaria no es muy buena y más sabiendo que nos regala una thriller policiaco por anticipado. Yo para empezar me lo descargaría y le daría una oportunidad.

«Seguro que si hubiera un libro nacionalsocialista de preceptos, podría encontrar el mandamiento que te obliga a asesinar a un hombre que te cae simpático para así convertirte en mejor alemán.»

No estamos delante de una novela fácil de leer; diría más, en una novela que cuesta de digerir y creo que Javier es muy valiente al presentarnos una historia donde los protagonistas son las innombrables nazis, aunque quizás los protagonistas serían esos miles de españoles que perdieron la vida en el horroroso campo de concentración de Mauthausen, conocido por el campo de los españoles, ya que allí llegaron las mayoría de los que perdieron la vida en dichos campos provenientes de los campos franceses. Se estima que fueron unos 5000 los que murieron en Mauthausen.
Javier les hace continua referencia porqué las cosas fueron así, pero creo que también es su pequeño homenaje.

Pero como explicaba, se hace difícil empatizar en muchos momentos de la novela, me ha costado horrores, con unos investigadores que fueron verdugos de tantos inocentes. Además, no es solo pensarlo, es que durante la novela también se comportan como verdugos sin escrúpulos.
En algunos momentos he comenzado a pensar que me daba lo mismo la resolución de la novela, pero si lo piensas, esa es la grandeza del trabajo del escritor: hacer sentir.
Javier hace sentir, y de qué forma, pero además nos muestra, nos enseña pequeños fragmentos de esa turbia, diría más, negra historia que fue la Segunda Guerra Mundial y en concreto los campos de exterminio.

«¿Mauthausen? Sí, sí, otro lugar donde suceden cosas terribles pero necesarias para aumentar la grandeza de  nuestra nación.»

Tengo una historia personal dónde Mauthausen es protagonista y creo que por eso me ha llegado más el sufrimiento de los prisioneros.
No sé si habéis sentido hablar de Enric Marco. Yo no solo he sentido hablar si no que he compartido mesa y clase con él. Durante varios años lo invitamos a la escuela a que explicara sus vivencias en el campo de Mauthausen, pues según él, fue uno de los supervivientes de aquel horror y ejercía como presidente de la asociación Amical de Mauthausen. La verdad sea dicha, Enric se metía a los niños en el bolsillo y luego les vendía algunos libros que supuestamente (creo que era así) servían para seguir manteniendo la asociación. En 2005, el mito se me calló cuando se descubrió que Enric era un farsante.
Me dolió el ser engañado, pero creo que me dolió más el hacerse pasar por uno de los inocentes que tuvieron que sufrir algunas de las penurias que Javier nos cuenta en su novela. Creo que Enric se metió tanto en su papel que se lo creía como cierto. Al igual que creo que Javier también se mete en ese papel cuando escribe.

«Suspiré profundamente, avergonzado de vestir el uniforme sangriento de una unidad sangrienta, y decidí cambiar de tema.»

Y sin más, recomendar su lectura a todos los amantes de la novela histórica, a los amantes de los thrillers y como no, a los de la novela policiaca, aunque cueste empatizar.
Además, es una buena forma de conocer a un autor que nunca defrauda: Javier Cosnava.



Publicar un comentario