martes, 5 de mayo de 2015

Reseña: Alma y el poeta - José María Tamparillas (Dissident Tales)

 SINOPSIS
Alma parece ser un verso libre en esa composición desgarrada y sucia de calles, prostíbulos y garitos de mala catadura. ¿Quién es Alma? ¿Por qué esa niña mujer despierta atracción y temor a partes iguales en quien la conoce? ¿Qué poder late en el interior de esa piel, de esa carne, capaz de amilanar a los poetas, las prostitutas y los delincuentes de la peor ralea? 









Alma y el Poeta es una novela corta escrita por José María Tamparillas y publicada por Dissident Tales que viene abalada por el regalo que encontraréis al final de la publicación, La mirada del dodo, relato ganador del premio Nocte 2013 al mejor relato de terror y que creo inspiró la novela. Era la segunda vez que el autor ganaba dicho premio, lo que a mi entender demuestra que esta nueva publicación de la editorial aragonesa tiene un plus añadido: la pluma de José María Tamparillas.
Y se nota cuando vas leyendo que el texto es rico, está trabajado y consigue meterte de lleno en una oscura historia gracias también al buen trabajo de la ilustradora Marifé Castejón que cada capítulo nos nuestra una mirada fija de lo que hemos leído anteriormente y enriquece el texto.

«Acabar con nosotros es como pretender extirpar el ano de un cuerpo por se la parte más sucia y repulsiva.»

Hace poco que os hablé de la isla Simetría cuando reseñaba Girando en Simetría. Os cuento esto porque el mundo Tamparillas me ha recordado el oscuro, viciado, corrupto, desesperado mundo de Simetría. Creo que Alma y el Poeta encajaría perfectamente como novela situada en dicha isla; incluso El Cigüeñal, el bar del barrio, podría asimilar al Suburbia el antro de Simetría o quizás mejor, el barrio descrito en la novela podía ser un barrio más de Simetría.

«El miedo es una emoción que en el barrio apesta, un aroma fragante que excita los instintos más brutales.»

 La novela explora el alma de sus cuatro personajes mostrándonos que no todo es lo que parece. Me ha gustado ese trabajo del autor con los personajes mediante el diálogo entre ellos dándole a cada uno su papel protagonista en la historia y utilizando al Poeta como enlace coral entre ellos y un tanto el observador, el escritor, nunca mejor dicho, de la historia.
Y no quisiera olvidarme de un quinto personaje, Merlín, el gato de Alma, los ojos de Alma y que en cierta manera nos adentrará en la parte más mística de la historia.

El amor desde el corazón de un Poeta nunca puede ser cómo los demás. El amor entre personajes como Alma o el Sotanas no puede ser cómo lo otros y eso se demuestra de varias formas, incluso en su final.

Alma y el Poeta es una buena apuesta lectora y creo que dicho Poeta, junto con su amigo el barman, así como el mundo Tampanillas tiene mucho recorrido por delante.
Publicar un comentario en la entrada