viernes, 16 de octubre de 2015

Reseña: La puta que leía a Jack Kerouac - Susana Hernández (LcLibros)

 SINOPSIS
El encuentro entre una escritora y una joven prostituta va entreabriendo poco a poco la puerta de una turbia historia, en la que todos los personajes tienen algo que reprocharse. Todos ellos, en algún momento, se han dejado llevar por sus instintos, por sus pasiones, por sus rencores, también, y por sus odios. Pronto se advierte que, al fondo de la apariencia de normalidad que puede dar un joven matrimonio que está esperando su primer hijo, late una pulsión oscura, sórdida, pulsión que revienta cuando la joven prostituta aparece de pronto un día cruelmente asesinada. Novela de emociones, novela contenida, de sugerencias más que de explicaciones, en la que los diálogos, magistralmente manejados en su justa medida por la autora, llevan todos una carga de profundidad insinuada. Ninguna mirada es inocente en “La puta que leía a Jack Kerouac”, ningún gesto caprichoso. El resultado es un verdadero derroche novelístico de palabras justas, precisas, con las que mostrar el lado oscuro que todos guardamos en nuestro interior desde el día, por ejemplo, en que subimos las escaleras contentos de regresar a casa y, al abrir la puerta, nos encontramos con esa imagen que nunca querríamos haber visto.


Desde que leí por primera vez a Susana Hernández y descubrí que tenía una novela que llevaba por título La puta que leía a Jack Kerouac me dije que debía leerla. Una novela con ese título tenía que ser mágica. Pero por unas cosas o por otras lo iba posponiendo hasta que hace dos semanas se me plantó delante de mis morros el 0,99€ de oferta y le di al clic. En pocos segundos tenía la novela en mi poder saltándose el turno de lectura. No podía esperar más.

Pero vayamos por parte. La novela fue publicada en 2007 por la editorial Lesrain y rescatada de las cenizas por LcLibros en 2012 tras el éxito de Contra las cuerdas, la novela que dio a conocer al gran público a la autora. Y comento esto para darle las gracias a editoriales como LcLibros que apuestan por el libro digital y que publican novelas como La puta que leía a Jack Kerouac casi imposible de encontrar y que ahora, gracias al formato digital, perdurarán de por vida y a un precio muy asequible, dándole una segunda vida a la publicación.

Mi intuición no se equivocaba. Sabía que la novela me tenía que gustar y así ha sido.
La novela me ha llegado, me ha cautivado. Es un pena que un libro así esté perdido. Creo que se debería aprovechar el empuje del éxito de la autora para que pueda tener una tercera vida.  

Las historia, con escenarios muy identificables; los personajes, casi qué diría que ha sido vivida por la fuerza de la prosa de la barcelonesa; la poesía, que se desparrama por casi cada página de la novela en forma de melancolía; la estructura, saltando del pasado al presente y completando el circulo sin casi darnos cuenta apoyada en la fuerza de los sentimientos de los personajes y clamando al cielo por el amor o mejor dicho, por el desamor y los corazones rotos, serían algunas de las razones por las que me ha gustado leer La puta que leía a Jack Kerouac.

Escribía Marta Marne en su blog : «No puedo evitar sentir que parte de esta prosa se ha perdido en las novelas posteriores, que la magia de los textos es un tanto mayor en estas dos primeras novelas. » , refiriéndose a La casa roja y a La puta que leía a Jack Kerouac, y no puedo estar más de acuerdo. Añadiría, si mi memoria lectora no me engaña, que quizás en Contra las cuerdas se notó algo menos y mucho más en Curvas peligrosas y Cuentas pendientes.
Y no pasa nada, son novelas diferentes, pero supongo que tanto Marta como yo quisiéramos volver a leer a esa Susana Hernández más cercana a sus primeras novelas en lo que se refiere a prosa.


¿Y el título? Deberéis leer la novela para descubrir su significado y la genial imagen que nos quiere representar la autora.

Si te gustó, interesó o quieres saber más




¿Te interesaría forma parte de mi Lista de correo?
Ahora tiene premio: un avance de mi próxima publicación, El principi del fin
Si quieres más Cruce de Caminos, saber sobre mis publicaciones y otras cosillas en exclusiva, te invito a suscribirte a mi lista de correo: 
Publicar un comentario en la entrada