martes, 21 de noviembre de 2017

#Reseña: Frío - Jordi Sierra i Fabra

Jordi Sierra i Fabra es de aquellos escritores que es muy raro no haber leído. En casi todas las escuelas se cuela uno u otro libro juvenil, una buena forma de enganchar jóvenes lectores. Hace unos días le pregunté a mis alumnos de 4t de ESO y todos lo habían leído mínimo tres veces. Yo he tenido que mirar la lista de sus más de quinientas publicaciones para comprobar que tan solo lo había leído en una ocasión, y fue por curiosidad. El titulo: El asesinato del profesor de matemáticas.
Pero no solo por sus novelas juveniles es conocido el escritor catalán. Es un todo terreno y ahora se adentra en la más pura novela negra. Es curioso que hace unas semanas, cuando os hablaba de Ya no quedan junglas adonde regresar de Carlos Augusto Casas, os decía que me encontraba ante una de las novelas negras del año. Frío quizás no llega a tanto, pero se queda a unos pocos centímetros dentro del escalafón de satisfacción negrocriminal de este lector que os escribe.

Leo es un sicario, el mejor en su trabajo; nadie le hace sombra hasta que llega el encargo que hará moverse los cimientos de su frialdad a la hora de ejecutar a un ser humano.
Si bien la trama no es nueva, lo que si encuentro novedoso es la forma de contarlo o mejor dicho la forma cómo está escrito el texto. Puro diálogo y frases cortas. Disparos a bocajarro.
Al principio me costó pillar el ritmo, pues era tan rápido que la vista iba más rápido que mi pensamiento. Pero en pocas páginas, cuando vi de qué iba la cosa, me subí al tren negro para iniciar un magnífico viaje.

Novela vital, ágil, sucia al estilo negrocriminal, y sin olvidarse de un punto de reflexión tanto por parte del personaje central como de narrador, sobre todo cuando se refiere a Barcelona. La novela tiene muchos momentos en lo que pasearemos por las calles de Barcelona y el autor aprovecharán para dejar caer alguna pincelada de inconformidad con algunas de las cosas que se están haciendo, pero siempre desde el amor que le procesa a la ciudad.

Una de las partes que más ha cuidado Jordi Sierra i Fabra es la banda sonora de la novela. Está repleta de buen jazz y como siempre digo, ya tendría que estar hecha la lista en Spotify. Una sugerencia, como anexos poner la lista completa de canciones que salen en la novela. Creo que le da un buen toque final a la lectura y puede servir para que el lector se meta de nuevo en la lectura escuchando su banda sonora.

Quizás no sea la mejor novela negra del año, siempre es arriesgado poner esa etiqueta en la portada, pero sí que puede ser una de las importantes del año si nos centramos en ese terreno, el negro, sin mezclas, sin mestizajes, puro negro y muy, muy, muy frío.


«Quizás porque todos somos ciegos temporales lamentándonos de cosas estúpidas antes de convertirnos en enfermos terminales, sabios cuando ya no es necesario. O quizás por aquel viejo dicho de que no hay más ciego que el que no quiere ver. O tal vez porque cualquiera deseas ver un parque donde no hay más que una pared, o lo que es lo mismo, que el maldito árbol no nos va a dejar ver el bosque, o lo que es peor, como dijo Lennon, que la vida es eso qué pasa mientras estamos haciendo planes para vivirla».


Título:  Frío 
Editorial: Amazon Publishing
Páginas: 218






 SINOPSIS
En su mundo aséptico de asesino a sueldo no había sitio para los sentimientos, aunque el destino le deparaba una sorpresa dulce, sensual y amarga a la vez.

Cuando recibe el encargo de acabar con la vida de una bellísima mujer, Leo se enfrenta a un insospechado contratiempo: enamorarse no entraba en sus planes. Pero las sorpresas nunca llegan solas y un nuevo giro de los acontecimientos da un vuelco a su vida. La pasión lo lleva a emprender una búsqueda obsesiva para desentrañar la verdad en un inteligente juego de intriga, erotismo y jazz, mucho jazz.

Al ritmo sincopado de las notas de Take Five y ambientada en la Barcelona actual, esta trepidante historia llena de sexo, sangre, sudor y lágrimas sigue la tradición de la mejor novela negra americana. Y es, sin duda, la más negra de las novelas de Jordi Sierra i Fabra.

Publicar un comentario