miércoles, 16 de mayo de 2018

#Reseña: La chica del semáforo y el hombre del coche - David Orange

«Casualidad o consecuencia».

Siempre me han interesado las novelas que tienen algún componente matemático en su trama, supongo que entenderéis que es normal por mi formación como matemático. Por eso, cuando descubrí la segunda novela de David Orange, La chica del semáforo y el hombre del coche y leí que el cálculo de probabilidades formaba parte de la trama, la puse enseguida en mi lista de futuras lecturas y además organicé un sorteo de cinco libros entre los suscriptores de mi lista de correo a la que te invito sino formas parte.

Pero tranquilos, todos aquellos que le tengáis miedo a las matemáticas, todos aquellos que no queráis oír hablar nunca más de ellas, nos os debéis asustar si tenéis ganas de leer esta novela, pues los puntos matemáticos que hay en ella sirven para aportar riqueza a la trama, pero no son esenciales para entenderla.

«Algo no previsto por él. Eso lo convertía en un ser tremendamente vulnerable. En una persona normal».

He leído algunos comentarios sobre la novela que dicen que les ha parecido muy bueno el inicio y que poco a poco la novela se va desfondando e incluso les ha parecido un poco aburrida en su parte central. Discrepo sobre todo en la primera parte.  A mí personalmente el inicio de la novela es el que más dudas me ha generado. Recuerdo que más o menos por la páginas veinticinco o veintiséis me planteé si seguir o no la lectura. Ya sabéis que le suelo dar unas cuarenta páginas para ver si me atraen. Y en ese justo momento llegó el conflicto de la novela o uno de los conflictos. Con todo eso os quería contar que el inicio ha funcionado como en esos apocalipsis zombis que en el minuto uno sabes que hay zombis, pero que no sabes porque están ahí, aunque te da un poco igual si luego funciona más o menos todo. No sé, quizás se me ha pasado algo por alto, pero ciertos aspectos de la novela, sobre todo en ese inicio, los he visto forzados para encajar. ¿Demasiadas casualidades o demasiadas consecuencias?

«La chica del semáforo forma parte esencial importante, de esa gran ecuación que estaba a punto de resolver. Una ecuación cuyo resultado final podría ser uno de los descubrimientos más grandes que jamás había visto la humanidad».

Por lo que respecta a la segunda afirmación la de que se desfonda, yo creo que justamente cuando empieza el conflicto de la novela está gana y se hace interesante convirtiéndose en lo que es un thriller. Si bien, es cierto que se me ha hecho un poco larga sobre todo llevada por esas interminables descripciones que el autor tiene a bien de regalarnos y no solo me refiero a las paisajísticas, que hay pocas, sino a las descripciones mecánicas o a las descripciones de coches en persecución callejeando por ciudades que a un lector español poco le interesa.
Creo que en momentos de tensión algunas de esas descripciones ralentizaban las acciones cuando justo debía ser al revés.

Muy interesante la voz que durante toda la novela va sintiendo el protagonista de la novela. Tendréis que llegar al final para darle sentido. Es una de las sorpresas que os esperan al final de la lectura, pues como buen thriller tiene unas cuantas esperándote.

«La incertidumbre es a la vez el primer paso hacia el fracaso y también hacia el éxito».

Sobre la parte matemática de la novela, me ha parecido interesante sobre todo porque me hacía recordar momentos en mis clases de procesos estocásticos y las cadenas de Markov... Son momentos cortos, momentos de reflexión que no creo que se hagan nada pesado y que le da el punto exótico y hace que la novela salga enriquecida; sin esos momentos la novela estaría vacía.

Creo que como conclusión diría que la novela es entretenida, inquietante por momentos, arriesgada por la matemáticas y soñadora justamente por lo mismo.


¿Os atrevéis a conocer a la chica del semáforo y descubrir quién es el hombre del coche?


Páginas: 449



 SINOPSIS
Jack Miller es un genio de los números cuya especialidad es el estudio de la probabilidad, concretamente de los fenómenos aleatorios. Después de años trabajando en un misterioso proyecto que está a punto de ver sus frutos, decide ponerlo todo en riesgo por algo que nunca ha tenido, una mujer...

Mientras, un enigmático asesino en serie con un modus operandi muy especial tiene en jaque a toda la ciudad y a dos de los mejores agentes del FBI. Su elaborada puesta en escena, su extraño simbolismo y la particular elección de sus víctimas tan solo han dejado tras de sí una única pista hasta el momento, un sedán negro.

Una fascinante novela negra que explora no solo la identidad del ser humano, sino cuál es el sentido de su existencia y sobre todo, hacia dónde se dirige. Un trepidante viaje a través de una de las ramas de las matemáticas más apasionantes. Una adictiva novela que no podrás dejar de leer.





¿Te gusta Cruce de Caminos? ¿Quieres seguirme como escritor? ¿Quieres participar en sorteos exclusivos?
Subscríbete a mi lista de correo y descubre sus ventajas







Publicar un comentario